Dolor

Es gracioso, sí. Es divertido, sí. Pero para la gente de fuera, porque, para uno, eso es destructivo y, posiblemente, lo peor que puede pasarle a alguien. ¿Por qué es tan difícil que la gente aprenda a convivir con los demás de forma pasiva e inteligente? Pareciera que todo el mundo quiere dejar huellas en la vida de los demás,¿Y cuál es el camino que ellos eligen? El peor; el camino del recuerdo traumático de alguien que te hizo sentir mal como humano solamente por ser cómo eras.
Nuestro dolor lleva por un camino muy largo que, cuando ya nos damos cuenta que no estamos del todo bien, nos toma el tiempo para vivir y nos va tomando cuentas de todo lo que hacemos. Nos asfixia y nos detesta. Nos detona y nos atrofia, pero ya no es otra persona quien nos lastima. Ahora somos nosotros mismos. Logramos odiarnos a nosotros mismos por culpa de los demás.
¿Es tan necesario decir que estamos bien cuando todo el mundo sabe que no es así? No, no lo es. Pero nos sentimos tan mal que no queremos ahogar a los demás con nuestros problemas, problemas que nos han hecho creer que son “problemas estúpidos”.
Nosotros, todos, desde el bueno hasta el malo, el alto hasta el pequeño, el rico hasta el pobre. Nosotros, todos nosotros, podemos crear arte, ser arte y estar en ello. Pero no queremos. No queremos soltarnos por un miedo absurdo del qué dirán. Entonces nos cerramos y vivimos al margen de la crisis, formando parte de un sistema que no funciona pero, la gente, cree que sí.
Necesitamos comunicarnos realmente, no importa el medio en el que lo hagamos, sino que importa el cómo y el para qué lo estamos haciendo. El promover el amor a los iguales es la forma de vida más olvidada de todas, nadie opta por ella. La gente, actualmente, escoge el tirar a los demás para subirse ellos mismos. Buscar ayuda cuando no la brindan. Porque así es como la sociedad nos cría, para ser enemigos.
Todo duele, todo nos duele, la vida nos lastima a diario sin poder defendernos de ella, nos deja varados en un lugar conocido pero inhóspito para tu propio cuerpo y, la gente, nos complica, aún más, la supervivencia.

Este texto está totalmente escrito por mí. Gracias por leer. Bruno G. A.

Anuncios

2 comentarios sobre “Dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s