MARINEROS

He estado un largo tiempo pensando en vos, en todo lo que representa tu mirada, y he entendido tu perfección. Has sido esa persona que me ha hecho sentir alguien sagrado por un momento, momentos inolvidables pero breves, donde sufrimos el miedo, la angustia y la pasión. Una mezcla de nosotros, una mezcla de lo perfecto inexistente y lo imperfecto. Entre lágrimas quiero que sepas que has sido todo por un momento, momento que fue único, pero terminó. No terminó por mi, sino por mi miedo, por mi autoestima y tu ser.

¿Aún llegas a recordar el primer momento? Fue grande, tocamos el cielo, pero no el de todos, solamente el nuestro. Deberíamos dejar de esperar y dejar de soñarnos, no será posible, lo hemos visto en nuestros ojos. Ahora deberíamos entendernos a nosotros dos, ¿Somos alguien? Recuerdo a todo el mundo siendo uno, pero nosotros teníamos varias grietas, las cuales llevábamos de la mano mientras todos decían que era obra llamativa para exigirle al destino nuestro bienestar, pero lo que queríamos era aprender a amar nuestros errores, fallamos una vez más.

Hemos estado navegando en el vacío y en la desgracia de nuestros polos y sonriendo a la tristeza. Siendo hipócritas con nosotros mismos y queriendo detener el viento con nuestras camperas. Ahogados, asfixiados y asustados.

No estoy intentando llamarte una vez más, pero quería expresarme, tal como vos me enseñaste, porque lo que se guarda se pudre e infecta, yo lo suelto esperando que, de la misma forma que mi mano rodeó tu cuello, mi verdad rodee tu alma


/no.quiero.mas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s